Declaración

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer – Mensaje de la Directora Ejecutiva

By Ms. Inés Alberdi, Directora Ejecutiva, UNIFEM

Fecha: 21 de noviembre de 2008

Ocasión: Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, 25 de noviembre de 2008

Este año, el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer marca un momento clave en la lucha mundial para acabar con la violencia hacia las mujeres.

La promoción de acciones a nivel territorial y nacional ha posicionado el tema en un nivel central en las Naciones Unidas. En marzo de 2008, el Secretario General lanzó su campaña mundial, UNiDOS para poner fin a la violencia contra las mujeres. Su duración hasta 2015, fecha límite para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), constituye un desafío para todas y todos nosotros, para los gobiernos, la sociedad civil, así como para la comunidad internacional, a fin de tomar las acciones necesarias para acabar con esta recurrente violación de los derechos humanos.

El 19 de junio, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, adoptó unánimemente la resolución 1820, que reconoce la violencia sexual en contextos de conflicto armado como una amenaza a la paz y seguridad nacional e internacional. La resolución hace un llamado a todas las partes involucradas en el conflicto para tomar acciones decisivas para proteger a las mujeres y las niñas. Exhorta, asimismo, a las instituciones de seguridad internacional, a que aseguren la participación de las mujeres en todos los aspectos de la resolución del conflicto y construcción de paz para que aseveren la reparación de los crímenes cometidos.

La resolución 1820 combinada junto a la resolución 1325, conforman una plataforma poderosa para construir acciones efectivas que terminen con la impunidad de la violencia contra las mujeres y aseguren la participación de las mujeres en todos los aspectos relativos al restablecimiento de las instituciones y comunidades.

Este 25 de noviembre también marca la culminación de la primera fase de la campaña de UNIFEM, Di NO a la Violencia contra las Mujeres, la cual es parte de la iniciativa UNiDOS para poner fin a la violencia contra las mujeres, del Secretario General de las Naciones Unidas. El gran apoyo recibido demuestra el movimiento creciente de personas que buscan con urgencia soluciones para acabar con la violencia hacia las mujeres.

Ahora, debemos aprovechar este momento para lograr el involucramiento de gobiernos en la implementación de las leyes y políticas existentes. A pesar del hecho de que más gobiernos que nunca sancionan actualmente estas leyes, sigue registrándose una brecha considerable en sus efectivas aplicaciones. Para proteger a las mujeres de la violencia y responder a las necesidades de las sobrevivientes, urgimos la adopción de marcos de rendición de cuentas, con estándares mínimos de protección y respuesta. Estos marcos permiten facilitar la evaluación del grado en el que un país promueve los derechos humanos de las mujeres.

Entre las medidas que deberían existir se cuentan:

  • Respuesta pronta de la policía, el sector salud y los servicios legales, sin costo alguno, para mujeres y niñas de bajos recursos;
  • Albergues y opciones seguras para las mujeres sobrevivientes o que huyen de situaciones que ponen en peligro sus vidas;
  • Líneas de atención nacionales disponibles las 24 horas del día para reportar abusos y buscar protección;
  • Servicios básicos en caso de emergencias y cuidado inmediato para las mujeres y niñas que fueron víctimas de abuso y violencia sexual; y
  • Sistema de rendición de cuentas judicial y planes de acción nacionales para poner fin a la discriminación y promover la igualdad.

La campaña del Secretario General, UNiDOS, ofrece un plan para la implementación y la acción concertada. Alianzas entre las Naciones Unidas y los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado, hombres y juventud, y la comunidad religiosa arrojan resultados prometedores. Entre ahora y 2015 debemos trabajar todas y todos juntos para hacer de la implementación nuestra prioridad número uno.